Pede's Molen

Hundelgem (Zwalm)

Apuntes históricos (primera parte)

El manna era como zera de cilantro y el color como de bedolach (bedelium). El pueblo salía para recogerlo, lo molían o lo machacaban en morteros. Entonces lo cocían en calderos y hacían panes que sabían dulces como tortas horneadas con aceite de oliva. - Tanaj, Números (11, 7-8)

Tras la constatación que el molino fue transformado en 1775 (ver capítulo anterior), centramos nuestra búsqueda histórica en los siglos que precedieron esta fecha.

Fuentes escritas

En los « Penningkohieren » (Registros fiscales), y más concretamente en los « Twintigste Penningkohieren » (XX Registros fiscales) de 1571 y 1572, no encontramos ninguna mención de este molino de agua. Estos registros fiscales fueren introducidos por el cuerpo administrativo del duque de Alba durante la ocupación española de esta parte de Bélgica.

El duque de Alba, Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel (° Piedrahíta en la provincia Ávila (España), 29 de octubre de 1507 - † Lisboa (Portugal), 11 de diciembre de 1582), fue general y gobernador de los Países Bajos al inicio de la Guerra de los Ochenta Años. Su régimen originó una intensificación de la revuelta en los Países Bajos de Habsburgo y finalmente la creación de la República de los Siete Países Bajos. En los Países Bajos, su apodo fue el Duque de Hierro y en España el Gran Duque.

Para llenar el Tesoro, instauró en 1571 un impuesto adicional de 5% sobre la propiedad inmobiliaria y sobre las ganancias anuales provenientes del comercio. El término holandés « penning » se refiere a la unidad de peso que se utilizaba originalmente para pesar metales preciosos, y por consiguiente también una moneda. El término holandés « kohier » proviene de la palabra francesa « cahier » (= un cuaderno).

Los Registros fueren elaborados en todos los pueblos y constituyen hoy en día un tesoro de datos sobre las áreas agrícolas : una lista de los habitantes de entonces, las cabezas de familia, los agricultores etcétera. Todos los habitantes tenían que declarar las propiedades que explotaban directamente como propietario o las que arrendaban, así como las rentas que recibían. Los concejales locales recorrían el pueblo y notaban, parcela tras parcela, todas las propiedades, entre las cuales se encontraban obviamente las granjas y los molinos.

Una segunda fuente importante de la época es la descripción de Jozef De Brouwer de los molinos de la Región de Aalst, que data de 1575. La Región de Aalst era una zona alrededor de la ciudad de Aalst y constituía un condado entre 1046 y 1164. El nombre de esta zona se utilizó durante bastante tiempo, con toda seguridad durante el período de la construcción del molino.

El molino de agua no se encuentra en los Registros fiscales, ni tampoco entre los molinos de la Región de Aalst, por lo que podemos concluir que el actual Molino de Pede debe de haber sido construido después del año 1575.

Ambos registros forman parte de las mejores fuentes de propiedad del siglo XVI.

Mapas del siglo XVII

A parte de las fuentes escritas, también hemos consultado varios mapas, de los cuales algunos son muy detallados. Algunos de los mapas de la época que nos interesa tienen un fin militar y estratégico. Estos mapas muestran las vías de conexión importantes, los cursos de agua y los edificios, sobre todo los que tienen un cierto valor económico, como un molino.

Otros mapas fueron creados por motivos económicos. Muy pronto en la historia, existía una legislación estricta sobre el mantenimiento de las carreteras. La economía en Flandes era principalmente dirigida al comercio, tanto en el ámbito local que internacional. Todos los días, se transportaba y vendía una gran cantidad de productos. Por esa razón, era primordial tener una red de carreteras bien mantenidas y, en consecuencia, también mapas que las representaban detalladamente.

El « Mapa de la Región de Aalst » de Jacques Horenbout data de 1612. El mapa representa diferentes molinos de viento y molinos de agua de la región, pero no encontramos mención alguna del actual Molino de Pede.

El Mapa de la Región de Aalst de Jacques Horenbout (1612) (detalle)
Ilustración n° 2-1 : El Mapa de la Región de Aalst de Jacques Horenbout (1612) (detalle). El lugar donde se encuentra el actual Molino de Pede sería justo en el centro de la ilustración, un poco al sur de la iglesia de Hundelgem.

Jacques (Jacob) Horenbout trabajó en Gante en la primera cuarta parte del siglo XVII. Era ilustrador, topógrafo y pintor de la ciudad de Gante.

J. Leclerc era también topógrafo en Gante. En 1784 elaboró una copia del Mapa de la Región de Aalst, según un original desaparecido de Jacques Horenbout, pero él modernizó un poco la obra original. Este mapa tampoco representa el Molino de Pede.

El Mapa de la Región de Aalst de J. Leclerc (1784), una copia del mapa de Jacques Horenbout de 1612 (detalle)
Ilustración n° 2-2 : El Mapa de la Región de Aalst de J. Leclerc (1784), una copia del mapa de Jacques Horenbout de 1612 (detalle). El Molino de Pede se situaría justo en el centro. La palabra « Waetermolen » corresponde al molino « Ten Bergen » (el actual « Zwalmmolen »). Molinos de agua son casi siempre indicados con el símbolo de una rueda hidráulica. Se aprecia el símbolo abajo a la izquierda en la ilustración, justo por encima de la palabra « Berghe ».

Patente

Encontramos la primera mención de nuestro molino de agua en las patentes que se guardan en el Archivo Real de Gante. Este documento confirma la fecha de edificación en 1664, más de un siglo antes de la transformación y ampliación de 1775.

Patente de 1664
Fotografía n° 2-1 : Patente de 1664. Archivo Real de Gante. Dominios Reales de Flandes oriental, número 134. Mención al dorso (traducción del francés) : Recibos del Maestro de Agua - incorporando los libros & ingresos para los títulos originales - Administración del barón de Lovendeghem. © Rijksarchief Gent. Fotografía © Lieven Denewet

Le ofrecemos una transcripción del texto, traducido de una forma antigua del holandés (encontrará el texto original en la nota) :

« El 16 de octubre de 1664, Jan Van Lierde (hijo de Jan) recibió la patente de Jacques de Bernaige, Licenciado en Derecho, Maestro de Agua de Flandes, para construir en la parroquia de Hundelgem un molino de agua para moler todo tipo de cereales, tanto para los habitantes de Hundelgem como de los lugares cercanos. El tributo anual es de 1 hoet de trigo. »

1 « hoet » de trigo (según la medida de Aalst, una medida local de volumen) corresponde a aproximadamente 166 litros.

Fuente : Archivo Real de Gante. Con nuestra más sincera gratitud al Sr. Lieven Denewet por el hallazgo de este documento extremadamente importante.

Hay algunos elementos en la patente que precisan una clarificación. Al conceder una patente, se pretendía alcanzar dos objetivos. Por una parte, se daba al molinero la autorización para construir un molino, y por otra parte también servía como licencia de explotación. Para evitar demasiada competencia entre molineros, la construcción y explotación de molinos se reglamentaba y se basaba en el número de habitantes de un pueblo, ciudad o región específica.

La mención « para moler todo tipo de cereales, tanto para los habitantes de Hundelgem como para los lugares de los alrededores » contrasta con el gran número de molinos obligatorios que eran muy comunes durante los siglos anteriores. Un molino obligatorio era un molino donde los agricultores del vecindario tenían la obligación de hacer moler sus cereales. A menudo, estos molinos eran propiedad del señor local o de otra autoridad superior, como un convento o una abadía.

El derecho de uso restrictivo feudal se originó en Europa occidental en el siglo XII. El propósito del derecho de uso restrictivo era de poder cobrar une parte, por ejemplo una décima parte, del cereal como impuesto. Esto podía ser en la forma de una deducción por la autoridad de una décima parte del cereal en especie, o también en la forma de un pago monetario a esta autoridad del valor de una décima parte del cereal.

La base de estas regulaciones feudales se fundamenta en una serie de derechos que eran habituales en la sociedad medieval. Hubo cuatro derechos diferentes que se aplicaban a la molienda.

(1) El derecho de molino es el derecho de construir y explotar un molino de viento o molino de agua.

(2) El derecho de retención es el derecho de retener el agua cerca de un molino de agua hasta cierto nivel y de utilizarla para poner en movimiento la rueda del molino de agua.

En el sistema feudal, el derecho de retención era un accesorio necesario del derecho de molino. La persona que recibía una autorización para construir un molino de agua, también recibía el derecho de retener el agua de un curso de agua. El derecho de retención se expresa jurídicamente como un derecho de disfrute irrevocable sobre el agua.

Molinos de agua, ilustración del Vieil Rentier d'Audenarde (detalle)
Ilustración n° 2-3: Molinos de agua, ilustración del « Vieil Rentier d'Audenarde » (detalle).

El Vieil Rentier era un libro de tributos, mantenido en 1284 por el maestro de cuentas del Señor Jan I van Pamele (Pamele es parte de la cuidad Oudenaarde). Contiene todos los ingresos de las posesiones inmobiliarias del Señor de Pamele, como los ingresos de los peajes en puentes, de molinos y los impuestos inmobiliarios. El documento da una muy buena descripción de los ingresos de un señor del siglo XIII. El libro de tributos de Jan I van Pamele es un manuscrito medieval único, adornado con escenas notables de la vida cotidiana. Pocas contabilidades están tan bellamente ilustradas.

El manuscrito de 187 hojas de pergamino fue probablemente empezado en 1275 en nombre de Jan I y terminado en 1284 en nombre de su hijo Arnold V. Sobre todo la región « Vlaamse Ardennen », dónde el pueblo Maarkedal ocupa una posición central, y a continuación la « Région des Collines » (= País de las Colinas) en la provincia Hainaut están ampliamente cubiertas en estas escrituras. En términos de contenido, se trata de una lista de todos los feudos que poseía el Señor Jan I, la ubicación correcta y su superficie, los nombres de los titulares del préstamo y los pagos de arrendamiento.

Cuando un derecho de propiedad de un molino de agua se transfería mediante un título, también el derecho de retención pasaba al nuevo propietario. El molinero que tenía en su posesión un molino de agua durante un período ininterrumpido de 30 años, se convirtió por prescripción adquisitiva en el propietario del molino de agua y también se le otorgaba el derecho de retención.

Los molinos de agua en Bélgica que fueron construidos antes del 2 octubre de 1765 todavía tienen el antiguo derecho de retención. Los molinos de agua construidos durante el período de 30 años que precede la anexión a Francia (de 1735 a 1765), debían demostrar la existencia de su derecho de retención enseñando un título, por ejemplo una herencia o una compraventa. Los titulares de tal derecho de retención tenían derecho a recibir una compensación cuando el ejercicio de su derecho de retención estuviera imposibilitado o dificultado, independientemente de si este derecho se refería a un curso de agua navegable o no navegable.

(3) El derecho de viento es el derecho de utilizar el viento para poner en movimiento las aspas de un molino de viento.

(4) El derecho de uso restrictivo es el derecho señorial que obliga los habitantes de un señorío a utilizar exclusivamente el molino del señor, el denominado molino obligatorio. Los habitantes que de todas formas hacían moler su cereal en otro molino, tenían que pagar una multa. Además, el cereal molido ilegalmente era incautado. También se podía prohibir la exportación de cereal que no había sido molido en el molino obligatorio.

El derecho de uso restrictivo también implicaba una prohibición de construir un molino de viento o molino de agua dentro de la jurisdicción del señor. El señor podía hacer destruir los molinos que habían sido construidos a pesar de su derecho de uso restrictivo. Esto demuestra que, en la práctica, era casi imposible para los habitantes de un señorío construir y explotar por sí mismos un molino.

Un ejemplo de molinos obligatorios se encuentra en este mapa de la ciudad de Namur, en la parte sur de Bélgica. Los dos molinos en la ciudad, en el río Sambre, justo antes de su embocadura en el río Meuse, se mencionan como Molinos del Rey (« Moulins du Roy »). Como son los únicos molinos cerca del centro de la ciudad, podemos deducir que la mayor parte de los cereales se molían en estos Molinos del Rey. Le presentamos primero una vista del mapa en su totalidad, luego un detalle donde podemos encontrar los dos molinos en cuestión. El marco rojo en la primera ilustración indica la parte del mapa que se ha ampliado como segunda ilustración.

Mapa de la Ciudad y del Castillo de Namur - « Plan de la Ville et Chasteau De Namur » (Hubert Jaillot, 1695)
Ilustración n° 2-4 : Mapa de la Ciudad y del Castillo de Namur - « Plan de la Ville et Chasteau De Namur » (Hubert Jaillot, 1695). Grabado por orden del Rey de Francia, Louis XIV, poco después de la conquista francesa de Namur en 1692. El mapa muestra las fortificaciones de Namur, incluyendo dos leyendas, una nombrando las calles y las puertas de entrada a la ciudad, la otra mostrando las estructuras importantes, tanto militares como no militares. Debido a su posición estratégica en la confluencia de los ríos Sambre y Meuse, la Ciudadela de Namur era la fortaleza más importante de un punto de vista estratégico en los Países Bajos españoles, cuando cayó en manos de los franceses en 1692.
Mapa de la Ciudad y del Castillo de Namur - « Plan de la Ville et Chasteau De Namur » (Hubert Jaillot, 1695) (detalle)
Ilustración n° 2-5 : Mapa de la Ciudad y del Castillo de Namur - « Plan de la Ville et Chasteau De Namur » (Hubert Jaillot, 1695) (detalle). Los dos molinos se sitúan dentro del cuadro rojo, en su parte central, señalados por la letra « O », uno en la orilla izquierda y el otro el la orilla derecha.

Se distingue entre derechos de uso restrictivo legales y convencionales. Un derecho de uso restrictivo que había sido impuesto por un señor sin la participación de los habitantes du su dominio legal, se designaba como derecho de uso restrictivo legal. Un derecho de uso restrictivo convencional derivaba su razón de ser del contrato de préstamo y se basaba en un acuerdo entre el señor y los habitantes del señorío. Con el tiempo, el derecho de uso restrictivo convencional también terminó en manos de los que no eran vasallos, las corporaciones y los municipios. A veces incluso se podía invocar la prescripción adquisitiva de un derecho de uso restrictivo.

Dos caballeros y cuatro obreros trabajando la tierra. Ilustración del Vieil Rentier d'Audenarde (detalle)
Ilustración n° 2-6: Dos caballeros y cuatro obreros trabajando la tierra. Ilustración del Vieil Rentier d'Audenarde (detalle).

Prensas de vino, hornos, cervecerías e incluso algunos animales eran regularmente el objeto de un derecho de uso restrictivo, pero el derecho de molinos obligatorios fue, con mucho, el más utilizado. El señor tenía el poder de abolir el derecho de uso restrictivo a favor de determinadas personas. En algunos casos, esta exención se convirtió en un derecho, como podía ser en el caso de inutilización del molino, por ejemplo cuando las carreteras hacia el molino eran inseguras debido a un conflicto local. En cierto momento, las ciudades Brujas y Veurne han otorgado tales exenciones. El 3 de marzo de 1791, la Asamblea Nacional anunció en un “Avis au Public” (es decir, una notificación pública) que, a partir de ahora, cada individuo tenía el derecho de construir un molino de viento o molino de agua en sus tierras.

Debido a la aplicación del derecho de molino, en combinación con el derecho de uso restrictivo, los particulares en la sociedad feudal solo podían construir un molino en un área que no estaba sujeto al derecho de uso restrictivo y a condición de haber obtenido una patente que les otorgaba la autorización de construir el molino en cuestión. En la mayoría de los casos, el señor y los señores locales no explotaban ellos mismos sus molinos : fueron alquilados o arrendados durante cierto tiempo a un particular, quién a partir de este momento podía actuar como molinero.

El sistema feudal de molinos obligatorios se abandonó gradualmente. Se acepta comúnmente que alrededor de 1789, durante la Revolución de Brabant contra el reino austriaco, y unos años después con la llegada de los tiempos franceses en los Países Bajos, el sistema feudal fue abolido y se permitió la creación de molinos libres. En el caso del Molino de Pede, vemos que se creó como molino libre desde su construcción en 1664.

También vemos que este molino de agua ha servido desde su concepción como molino harinero y que probablemente ha conservado esta función durante toda su vida productiva. Esto no siempre ocurría así. Muchos molinos han tenido varias funciones durante su historia, como molino harinero, molino de aceite, molino de tiza etcétera. Volveremos a tratar las diferentes funciones posibles de un molino más adelante en este sitio web.

Cada nueva patente tenía que ser publicada y esto se hacía durante los siglos pasados en un lugar donde la población local se reunía : la iglesia. Había tres mandamientos de iglesia obligatorios, cuya declaración se hacía el domingo después del culto, durante tres domingos sucesivos. Después se otorgaba una recomendación positiva por el Presidente y los Miembros del Tribunal de Cuentas, que se puede comparar con nuestro actual Ministerio de Finanzas.

El propietario de un molino, sus herederos o las personas que explotaban el molino junto con el propietario, debían pagar una tributo anual. El tributo se tenía que pagar durante el tiempo que el molino estuviera moliendo. En caso de un cambio de propietario del molino debido a una venta o herencia, el nuevo propietario tenía que pagar la primera vez un tributo doble, más una cantidad en concepto de derecho de registro para cambiar el nombre del propietario. El tributo normal anual comenzaba el primer día que el molino empezaba a moler. Una copia auténtica de la patente tenía que ser remitida a la « Watergravie ». La « Watergravie » era la oficina del « Watergraaf » (literalmente el Duque de Agua), un oficial en Flandes medieval responsable de la supervisión de la utilización de los lagos, ríos y otros cursos de agua, especialmente en lo que se refiere a la protección de los derechos de pesca o al mantenimiento y a la utilización de los canales, esclusas y puentes.

Molinero en molino de viento en Edelare cerca de Oudenaarde. Ilustración del Vieil Rentier d'Audenarde (detalle)
Ilustración n° 2-7: Molinero y molino de viento en Edelare cerca de Oudenaarde. Ilustración del Vieil Rentier d'Audenarde (detalle).

Finalmente, observamos también el uso de medidas y pesos locales en la descripción « 1 « hoet » de trigo (según la medida de Aalst) ». Volveremos a hablar de las medidas locales más adelante en este sitio web.

Pancarta molinera

Desde el reino del Emperador Carlos V (° Gante (Bélgica), 1500 - † Cuacos de Yuste (España), 1558), la construcción de un molino sin autorización oficial previa estaba prohibida, una costumbre que duraría hasta la Revolución francesa. Una patente para la construcción de un molino de agua, molino de viento o molino de tracción animal se puede comparar con una licencia de obras y al mismo tiempo se otorgaba al molinero un derecho de moltura. En la práctica, sin embargo, el principal objetivo era proporcionar unos ingresos anuales a la autoridad local que otorgaba la patente.

Durante el reino del Emperador Carlos V, se creó en 1547 la pancarta molinera, que restringía la libre creación de un molino :

« Placcaert verbiedende te erigeren enige Windt- Water ofte Rosmeulens zonder Octroy van de Majesteyt, ofte titel van Vrye Maelderye » (traducción libre : Pancarta que prohíbe la creación de cualquier Molino de agua, Molino de viento o Molino de tracción animal sin Patente de su Majestad, o título de Libre Moltura).

Desde los tiempos feudales, las pancartas eran el medio según el cuál se comunicaban las ordenanzas legales a la populación. Las utilizaban tanto las autoridades locales, provinciales como nacionales. Desde el siglo XVI hasta los principios del siglo XIX, se publicaban en dos formas : como plano (una hoja impresa por un lado), destinada a ser expuesta en el ayuntamiento y en otros sitios adecuados para informar a la población, y en la forma de librillos (a menudo delgados cuartos), destinados a ser consultados por los servidores públicos y a ser guardados en sus librerías y cajones de escritorio.

La pancarta molinera de 1547 se publicó por segunda vez el 21 de julio de 1628 bajo el reino de Felipe IV, 36 años antes de la creación de nuestro molino de agua.

El sistema feudal se basaba en el principio de dependencia de un señor local. El vasallo estaba ligado al señor de manera personal y recib&aicute;a, a cambio de determinados servicios, la posesión efectiva de un feudo o dominio. La pancarta molinera estipulaba que ningún vasallo o sujeto podía poseer o construir un molino de viento o molino de agua sin la autorización del Emperador. La persona que lo hacía sin autorización, tenía la obligación de volver a demoler el molino. También tenía que pagar una multa considerable.

Cuando se proyectaba la construcción de un nuevo molino, a menudo otros molineros se oponían, ya que obviamente no querían una competencia directa. Sin embargo, frecuentemente la objeción no tenía efecto alguno, ya que la autoridad competente, que estaba encargada de tomar la decisión final, se beneficiaba por supuesto de la construcción de un nuevo molino y, por consiguiente, de la creación de nuevos ingresos directos. La autoridad era al mismo tiempo juez y beneficiaria.

La próxima parte en un vistazo :

Donde encontramos las primeras representaciones gráficas del molino y de la casa del molinero en mapas de los siglos XVIII y XIX.